Pacientes /

La vacuna de la gripe: desmontando 5 mitos

Por

Uno de los grandes hitos de la Medicina ha sido el desarrollo de las vacunas. Gracias a ellas se han reducido las tasas de mortalidad de la población, especialmente en niños, en todo el Planeta. Por ofrecer algunos datos, las vacunas evitan tres millones de muertes cada año, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una cifra que podría ser de un millón y medio más si se incrementara la cobertura de vacunación que se ha estancado en el 86 por ciento.

mitos-vacuna-gripe

Centrándonos en la gripe, a diferencia de lo que muchas personas creen, hablamos de una enfermedad que anualmente provoca entre 300.000 y 500.000 muertes en todo el mundo. La vacuna de la gripe ayuda a salvar vidas y a protegernos de esta enfermedad durante el año. Además de ahorrar costes, si tenemos en cuenta que es la responsable del 20 por ciento de las bajas laborales en España.

Con el objetivo de aclarar algunas dudas e incrementar la confianza de la población en la vacuna antigripal, desmontamos algunos mitos que la rodean:

1.- La vacuna de la gripe no es eficaz. MITO

La gripe es una enfermedad que puede afectar a todo el mundo, sin embargo, hay ciertas personas que tienen un riesgo mayor. Los niños, las embarazadas, los ancianos y las personas afectadas por patologías crónicas tienen muchas más probabilidades de padecerla que el resto de la población, por lo que deberían vacunarse todos los años. Estas son las recomendaciones del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. La mayoría de las vacunas antigripales inmuniza contra las tres cepas de mayor prevalencia estacional, protegiéndonos del contagio.

2.- Ya me vacuné el año pasado, estoy protegido. MITO

Los virus de la influenza están constantemente cambiando, por eso la fórmula de las vacunas se revisan periódicamente. De hecho, cada año, la OMS decide las nuevas cepas a incluir en la vacuna anual y se inicia la campaña a principios del otoño. Por lo tanto, es importante inmunizarse cada año. Por otro lado, la efectividad de la vacuna se va debilitando con el tiempo, lo que hace necesario volver a protegerse contra la gripe.

 3.- Es mejor pasar la gripe para inmunizarme que la vacuna. MITO

 Las vacunas interactúan con el sistema inmunitario para producir una respuesta similar a la que produciría la infección natural, pero no causan la enfermedad. Es verdad que el hecho de vacunarse no impide que una persona se contagie de la gripe, ya que la protección de la vacuna depende de factores como la edad y salud de la persona. Sin embargo, está demostrado que el estar vacunado hace que la enfermedad, en caso de contagio, sea más leve. Y no hay que olvidar que las vacunas salvan vidas.

4.- Una buena higiene es suficiente para no contagiarse. MITO

Una buena higiene, lavar las manos con frecuencia y mantener unos hábitos de limpieza ayudan a protegernos contra las infecciones, incluida la gripe. Sin embargo, la gripe también puede propagarse con independencia de nuestra higiene, ya que una de las principales vías de contagio es a través de los estornudos. Vacunarse evita las probabilidades de contagiarnos y de que contagiemos a las personas con las que convivimos.

5.- La vacuna de la gripe tiene efectos secundarios a largo plazo. MITO

Las vacunas constituyen uno de los productos médicos más seguros, tal como nos recuerda la pediatra Lucía Galán. Los posibles efectos que puedan provocar son muy leves (dolor en el lugar de la administración, fiebre, náuseas…) y desaparecen por si solos en unos días. No olvidemos que los efectos de la gripe son más graves pudiendo, incluso, provocar la muerte. Recordemos que en el inicio del post hemos mencionado el número de fallecimientos que se producen, cada año, a causa de esta enfermedad.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500
wpDiscuz