Urge combatir la obesidad, un problema individual y de salud pública

/ Por

El 35,8 por ciento de los españoles tiene sobrepeso y el 19,9 por ciento obesidad. Así se desprende del estudio ‘Sobrepeso y obesidad general y abdominal en una muestra representativa de los adultos españoles’, que publica la revista Biomed Research International y que ha coordinado la Fundación Española de Nutrición (FEN). Unos datos alarmantes que han hecho de la obesidad la epidemia del siglo XXI.

combatir-obesidad

La investigación ha analizado datos antropométricos relacionados con el sobrepeso, la obesidad abdominal y general en la población adulta española de entre 18 y 64 años. Los datos analizados muestran que el 55,7 por ciento de la muestra tiene exceso de peso, y por tanto un mayor riesgo de padecer otras enfermedades asociadas y de empeorar su calidad de vida.

En la investigación también se resalta que a medida que avanza la edad, la situación va empeorando. No obstante, la población infantil no se salva de esta epidemia. Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2014, 41 millones de niños menores de cinco años de todo el mundo tenían sobrepeso o eran obesos. Unas cifras que se han más que doblado en las últimas tres décadas.

Qué se considera obesidad

El exceso de peso, o sobrepeso, es la antesala de la obesidad, una enfermedad crónica tratable y prevenible que aparece cuando hay una acumulación excesiva de grasa (tejido adiposo) en el cuerpo.

Pese a que existe un componente genético, esta enfermedad se está incrementando tanto a causa del estilo de vida occidental en el que hay un acceso ilimitado a muchos alimentos con elevada densidad energética (comida rápida, bollería, platos precocinados…), como a un incremento del sedentarismo, lo que conlleva que un gasto energético menor que el de nuestros antecesores.

La forma más común de determinar si un paciente padece obesidad es calcular su índice de masa corporal (IMC), ya que es la misma para ambos sexos y para todas las edades. Se trata de un simple indicador que relaciona el peso y la talla, y se calcula dividiendo el peso en kilos por el cuadrado de su talla en metros. Cuando el IMC es igual o superior a 25 se estipula que la persona padece sobrepeso; si es igual o superior a 30, se trata de un caso de obesidad.

La obesidad causa de…

Aunque los expertos han dado la voz de alarma, los datos siguen creciendo de un año para otro ajenos a las múltiples complicaciones asociadas a la obesidad. Por ofrecer algunos ejemplos, es uno de los principales factores claves de enfermedades como diabetes, hipercolesterolemia, dolencias coronarias, problemas óseos y respiratorios, incluso algunos tipo de cáncer, entre otros.

Recientemente, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), que depende de OMS, ha realizado una nueva evaluación de los factores de riesgo asociados al cáncer a partir de la revisión de la literatura científica publicada. ¿El resultado? Han identificado ocho tipos de cáncer adicionales relacionados con la obesidad y el sobrepeso.

Según sus conclusiones, han encontrado ‘suficiente evidencia’ de que el exceso de grasa corporal entraña un riesgo de desarrollar cáncer de estómago, hígado, vesícula, páncreas, ovario y tiroides, así como meningioma y mieloma múltiple.

La mejor estrategia, la prevención

La evidencia resalta la importancia de encontrar maneras efectivas, tanto en el individuo y a nivel de la sociedad, para aplicar las recomendaciones de la OMS en la mejora de las dietas y patrones de actividad durante toda la vida, si se quiere abordar la carga de esta enfermedad.

En el plano individual, las personas pueden optar por limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares (las grasas no deberían superar el 30 por ciento de la ingesta total calórica), aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos, y realizar una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

A nivel de sociedad se deben de propiciar medidas para que la gente pueda vivir en un entorno saludable, contando con el compromiso político sostenido y la colaboración de muchas partes interesadas: escuela, familia, sociedad civil, entidades privadas… La industria de la alimentación tiene una responsabilidad añadida a la hora de promover dietas sanas asegurando que las opciones disponibles sean sanas, nutritivas y asequibles para todos los consumidores.

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500