Farmacias /

¿SPD automatizado o manual?

Por

Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el sistema sanitario es la falta de adherencia terapéutica de los pacientes, especialmente preocupante en el caso de los pacientes crónicos y polimedicados. Para dar respuesta a esta situación, una de las principales soluciones es el Servicio Personalizado de Dispensación, más conocido como SPD, un sistema de reacondicionamiento de medicamentos específico e individual para cada paciente. Este servicio, en un principio, requiere de una importante labor por parte del farmacéutico, sin embargo, se está implantando el SPD automatizado que presenta aún más ventajas tanto para el paciente como para el farmacéutico.

SPD manual o automático
El principal objetivo de este servicio farmacéutico es la correcta utilización de los medicamentos por parte del paciente lo que, a su vez, supone un incremento del cumplimiento terapéutico, una reducción de problemas de salud y una contención de los costes sanitarios. La gran ventaja de este sistema es que se puede aplicar a prácticamente cualquier medicamento con dosis sólidas que se ingieren por vía oral, y a cualquier paciente.

Su puesta en marcha en una farmacia requiere de una labor asistencial por parte del farmacéutico, así como de una labor técnica referida a la correcta preparación de los blíster acondicionados. Para esta segunda parte del proceso, que sólo se podía realizar de forma manual, la tecnología ha hecho que este proceso sea más ágil y permita un mayor control del cumplimiento terapéutico

De manera que toda la parte de desinfección del área de trabajo, manipulación de los medicamentos –manteniendo las condiciones originales de cada medicina–, identificación y almacenamiento de los nuevos blísters personalizados que antes tenía que realizar el farmacéutico ahora se realiza de forma completamente mecanizada, controlada a través de un software.

Ventajas del SPD automatizado

Entre las ventajas del SPD automatizado frente al servicio manual está la seguridad en la dispensación ya que reduce los errores en la medicación; además es más rápido en el momento de actualizar el tratamiento farmacológico del paciente –gracias a que todos los datos están informatizados–; e incrementa la trazabilidad de cada fármaco.

Por tanto añade un plus de efectividad y rigor en la dispensación del medicamento. Algunas máquinas de SPD incluso cuentan con un sistema de seguimiento de cada dosis que permite al farmacéutico controlar las tomas que ha hecho el paciente y garantizar que se está siguiendo bien el tratamiento.

SPD para la farmaciaEn la actualidad, existe una variedad de dispensadores automáticos de medicamentos que pueden facilitar la labor del farmacéutico a la hora de implantar el SPD en su oficina, en función de las necesidades de la farmacia. Estos pueden ir desde robots diseñados para preparar 50 tratamientos diferentes hasta máquinas capaces de embalar los tratamientos de varios miles de pacientes.

En España, el Servicio Personalizado de Dispensación está implantado con mucho éxito en algunas comunidades autónomas como es el caso del País Vasco, sin embargo, hay otras regiones en las que prácticamente no existe y es completamente desconocido por la población. Sin duda un reto de futuro en el que el farmacéutico tiene mucho que decir como pieza clave que es en el sistema sanitario español.

En este sentido, la compañía farmacéutica Mylan ha hecho un gran esfuerzo por apoyar a los farmacéuticos en la implantación de este servicio en sus oficinas. Para ello ha fomentado sesiones formativas tanto de SPD manual como automatizado, gracias a las cuales ya se han capacitado para su uso cerca de 2.000 farmacéuticos de toda España.

Vídeo de HD Medi, empresa líder en Europa en soluciones de embalajes de medicamentos

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500