¿Sabes lo que ganas cuando dejas de fumar?

/ Por

Siempre se habla de lo malo que resulta fumar para la salud. Sin embargo, es mejor centrarse en los beneficios que supone dejar un hábito tan nocivo para nuestro organismo como el consumo de tabaco. Por eso, en el Día Mundial Sin Tabaco 2018, cuyo lema es ‘Tabaco y cardiopatías’, queremos centrarnos en las ventajas que trae consigo renunciar a los cigarrillos.

Beneficios dejar de fumar

Mejorar la circulación sanguínea, la respiración, recuperar el gusto y el olfato o reducir los riesgos de sufrir otras enfermedades son algunos de los beneficios de dejar de fumar que vamos a explicar con más detalle.

1.- Mejora del sistema circulatorio

Empezando por las cardiopatías, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo y, según recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno contribuyen a cerca del 12% de las defunciones por cardiopatías. De hecho, fumar es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares, después de la hipertensión arterial.

Cuando dejas de fumar, se reduce la frecuencia cardíaca y se dilatan las arterias principales lo que reduce las posibles alteraciones en el ritmo de los latidos, la hipertensión arterial y, en definitiva, el esfuerzo continuo que hace el corazón se reduce. Al abandonar el tabaco también se incrementan los niveles de oxígeno que llegan al miocardio y disminuyen los de monóxido de carbono. De modo que, a las 24 horas de dejarlo, el riesgo de un ataque cardíaco súbito disminuye. Y a las tres semanas, mejora la circulación en general y disminuye a la mitad el riesgo de cardiopatía coronaria.

2.- Aumenta la función respiratoria

Una de las principales ventajas de dejar de fumar es que los pulmones empiezan a funcionar mejor, ya que dejamos que trabajen sin tener que enfrentarse al monóxido de carbono. Por tanto, a los pocos días de dejarlo los bronquios se relajan y empieza a mejorar la respiración, porque se reduce el esfuerzo que deben hacer los pulmones para funcionar con normalidad, y desaparecen síntomas de irritación como la tos. Sin olvidar que, al abandonar el hábito, la persona exfumadora se fatiga menos con actividades cotidianas, coge menos resfriados y reduce a la mitad los riesgo de fallecer por cáncer pulmonar. En este vídeo de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) puedes ver el viaje que hace el humo hasta tus pulmones.

3.- Disminuye el riesgo de cáncer

Otro de los beneficios más importantes de dejar de fumar es reducir el riesgo de aparición de numerosos tipos de tumores: boca, garganta, esófago, pulmones, estómago, laringe, páncreas… De los más de 4.000 componentes del tabaco, más de 50 han sido descritos con poder carcinogénico, tanto in vitro como in vivo. Los expertos calculan que el tabaquismo causa entre un 25% y un 30% de los fallecimientos por cáncer.

Respecto de los pacientes afectados ya por un tumor, aquellos que fuman tienen un menor tiempo de supervivencia, un mayor riesgo de recurrencia y una menor efectividad de la radioterapia. Además, el tabaco puede comportar más síntomas y mayor duración, lo que influirá directamente en la calidad de vida de los pacientes.

4.- Se recupera el tono de voz, el gusto y el olfato

El hecho de dejar de introducir humo por nuestra tráquea hace que las cuerdas vocales dejen de estar inflamadas y se junten con total normalidad. Así, desaparecen las disafonías y afonías y se recupera el tono normal de tu voz. Si tienes que utilizar la voz como instrumento para tu trabajo, por ejemplo cantando, ofreciendo conferencias o dando clases, reduces el riesgo de sufrir nódulos o la aparición de tumores en las cuerdas vocales. Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), el tabaco es la principal causa de la pérdida de voz.

Más allá de la voz, cuando se renuncia al tabaco, los nervios asociados al gusto y al olfato recuperan su sensibilidad con lo que se consigue apreciar mejor los olores de las cosas así como los diferentes sabores de aquello que ingerimos. Esto ocurre porque algunas sustancias que contienen los cigarros obstruyen la regeneración de las papilas gustativas, motivo por el que casi el 20% de los fumadores es incapaz de identificar los sabores correctamente.

5.-  Se incrementa la fertilidad

El tabaco provoca una reducción en la reserva ovárica de la mujer y suma una década a su edad reproductiva. Dejar de fumar mejora esas probabilidades y devuelve a la mujer su capacidad reproductora natural. Pero no solo afecta a las mujeres ya que el consumo de tabaco también causa alteraciones en los niveles hormonales del hombre que afectan a la calidad, cantidad y movilidad del esperma.

Otros beneficios

Otras ventajas para la salud al dejar de fumar son:

  • Tener la piel y el pelo más brillantes y saludables
  • El aliento más fresco
  • El esmalte de los dientes se vuelve más blanco
  • Beneficios psicológicos y emocionales
  • La ropa deja de oler a tabaco

Estas son algunas de las ventajas que aporta abandonar el hábito de fumar, sin embargo, son muchos más los beneficios. O sea que, si estás pensando en dejar de fumar, no le des muchas vueltas y ponte manos a la obra. Aquí encontrarás algunas recomendaciones a tener en cuenta para que te cueste menos llevarlo a cabo. 😀

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500