Recomendaciones de salud en verano

/ Por

Llegan las vacaciones, ese momento tan esperado para desconectar y descansar. Pero, además de pasarlo bien, es importante tener presente algunas medidas saludables para disfrutar del verano. Por eso, vamos a compartir una serie de recomendaciones que nos ayudarán a mantener una buena salud durante las vacaciones estivales.

Precauciones de salud en verano

Altas temperaturas

Uno de los principales problemas que nos podemos encontrar en verano son las altas temperaturas. Los grupos de población que deben tener especial atención con el calor son los ancianos, los lactantes y los niños, las personas con una afección crónica que requieran medicamentos y las personas dependientes. Pero nadie se salva del calor excesivo por lo que es necesario tener en cuenta estos consejos para combatirlo:

  • Beber abundantes líquidos, aunque no se tenga sed, evitando abusar de las bebidas que contengan azúcar o cafeína y del alcohol.
  • Evitar exponerse al sol y hacer ejercicio al aire libre en las horas en las que el calor es más intenso (entre las 12:00 y las 16:00h).
  • Buscar sombras, cubrirse la cabeza, llevar ropa clara y ligera y calzado fresco.
  • Utilizar protectores solares adecuados para proteger la piel y gafas de sol para los ojos.
  • Y en caso de tener que seguir una medicación, es preciso conservar bien los medicamentos ante el calor, y continuar con el tratamiento pautado.

El sistema sanitario resulta clave en el abordaje de los problemas derivados de las altas temperaturas y está preparado para adaptarse ante esta situación. Para ello desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se desarrolló un Protocolo de Actuación de los Servicios Sanitarios ante una Ola de Calor.

El baño

Durante el verano son frecuentes los baños en ríos, piscinas y en el mar, por eso hay que tener especial cuidado y seguir unas pautas:

  • Bañarse en las zonas habilitadas y siempre que estén vigiladas por socorristas.
  • Si no se conoce bien el lugar, su fondo o profundidad, evitar tirarse de cabeza.
  • Procurar no bañarse de noche y no hacerlo si se ha bebido alcohol.
  • Si se va con niños, mantenerlos vigilados en todo momento.

La alimentación

La alimentación durante los meses estivales también es muy importante. Si la cuidamos, podemos combatir el calor, evitar deshidratarnos, conseguir la energía necesaria y evitar procesos largos de digestión. Para ello debemos:

  • Beber abundante agua potable.
  • Comer mucha fruta y verduras, siempre lavadas con agua potable.
  • Lavarse las manos antes de preparar los alimentos.
  • Mantener todos los alimentos cocinados y perecederos en el frigorífico.
  • Si se come fuera de casa, asegurar la calidad del sitio elegido. Si algún alimento no tiene buen aspecto es mejor no comerlo.
  • Evitar las comidas abundantes y copiosas.

Finalmente, si se viaja, además, es importante no olvidar la medicación (en caso de necesitarla), y en el caso de que el viaje sea al extranjero, consultar con antelación un Centro de Vacunación. Si al regresar se tiene algún síntoma o molestia hay que consultar siempre con nuestro médico habitual.

Ahora sí, ya estamos listos para disfrutar de un merecido descanso ¡¡Feliz Verano!! 😃

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500