Farmacias, Pacientes /

Así se hace la prueba del VIH en la farmacia

Por

La detección precoz de las enfermedades es clave para reducir el número de afectados, así como el impacto de dichas dolencias entre la población. La farmacia se posiciona como el lugar idóneo para realizar este tipo de pruebas por su cualificación y accesibilidad. De hecho, algunas ya se realizan desde hace años en la farmacia con éxito como es la prueba rápida del VIH, que se hace en 15 minutos, es confidencial y muestra un resultado prácticamente 100% fiable. Te contamos cómo se hace.

Las pruebas rutinarias para conocer si una persona está infectada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se reducen a un análisis de sangre, los que conocemos como convencionales. Te extraen la sangre y hay que esperar a que la analicen y envíen los resultados al facultativo de referencia.

Hoy la ciencia ha avanzado en ese terreno de tal modo que ya se puede realizar de una manera mucho más rápida en tu farmacia más cercana o de confianza. Hablamos también de análisis de sangre que se realiza, como podéis ver en el vídeo de debajo, con un sencillo pinchazo en el dedo como los que se hacen los diabéticos para controlar la glucosa. A continuación se depositan varias gotas de sangre en una tira reactiva que contiene una proteína del virus que reacciona en unos 15 minutos y ofrece un resultado 99,9% fiable.

Periodo ventana

Esa fiabilidad depende en gran medida de que se respete el periodo ventana para su desarrollo. Esto quiere decir que desde el momento en el que tenemos la más mínima duda de que podemos haber sido contagiados hasta que realizamos este análisis, deben haber pasado como mínimo tres meses. Si no es así, los resultados no son concluyentes.

Si el resultado fuera positivo, el farmacéutico recomendará que el paciente se haga el análisis de sangre tradicional para descartar un falso positivo y confirmar realmente la infección que será tratada por el especialista médico correspondiente.

Educación sanitaria

En el intervalo entre el que se hace la prueba y se obtienen los resultados, el farmacéutico aprovecha para realizar una labor de educación sanitaria sobre el VIH, sobre el sida, las formas de contagio y la manera de minimizar ese riesgo. Una completa asistencia médica que evita listas de espera, pruebas costosas, saturaciones en las consultas y, en definitiva, contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario.

Además de ser un análisis rápido y anónimo, otra de las ventajas de realizar esta prueba en la farmacia es que en muchas boticas es gratuito ya que cuenta con el apoyo del colegio de farmacéuticos y los responsables de salud. En otras autonomías la prueba tiene un coste que suele estar en torno a los 10 euros.

En España, esta prueba se realiza en varias Comunidades Autónomas: País Vasco, Cataluña, Islas Baleares y Castilla y León con muy buenos resultados. La desarrollada en el País Vasco fue pionera tanto en España como en Europa. La implantaron en 2009, en todas sus oficinas de farmacia y ya se han realizado más de 14.000 pruebas rápidas del VIH.  La última ciudad en implantarlo ha sido Barcelona tras los resultados positivos obtenidos en otras zonas de la autonomía donde se lleva realizando desde hace seis años.

Vídeo cedido por Guillermo Bagaria, farmacéutico

Hay 19 comentarios. Ahora nos interesa tu opinión.

avatar
500