Farmacias, Médicos, Pacientes /

Propósito de año nuevo: “Dejar de fumar”

Por

En unos días se acaba el año y arrancaremos 2018 con una lista de intenciones para este nuevo año. Uno de los propósitos históricos para el Año Nuevo es dejar de fumar, pero no por capricho, sino porque este cambio de año supone un impacto psicológico importante cargado de optimismo.

Dejar de fumar, proposito de Año Nuevo

El cambio de año supone una novedad artificial que las personas aprovechamos para renovarnos a nosotros mismos. Beneficiarnos de ese sentimiento para abandonar uno de los hábitos más nocivos para nuestra salud es, además de lícito, recomendable.

Fumar, al igual que otras conductas, es un hábito aprendido por lo que hay que desaprender a fumar para abandonarlo. Cada vez que se consume un cigarrillo se refuerza el poder adictivo de la nicotina y con ello la repetición del acto de fumar, tal como sostiene la psicóloga Ana María Bastida.

Con el objetivo de empezar a cambiar esa costumbre, es importante tener una excusa para hacerlo, que puede ser el cambio de año; y muchos motivos en los que apoyarnos para conseguirlo. Para la experta, es fundamental elaborar una lista con las motivaciones por las que fumamos y sus compensaciones inmediatas, así como aquéllas por las que hemos decidido dejarlo.

Motivos para dejar de fumar

El mero hecho de hacer un listado nos ayuda a refrendar nuestra decisión de seguir adelante y a la que acudir en caso de que podamos flaquear en nuestro intento. Bastida explica que los motivos pueden ser numerosos: para prevenir una enfermedad, porque se va a tener un bebé, para ahorrar, para dar ejemplo, para mejorar tu aspecto, para mejorar el gusto y el olfato, por presión social, para evitar el mal aliento, para incrementar tu autoestima…

Si colocamos esa lista en un lugar visible se fortalecerá y afianzará la decisión de abandonar el tabaco. No obstante, es importante trazar un plan para dejar de fumar que servirá de guía para conseguir el objetivo. En Apoya tu Salud compartimos 5 pautas importantes para conseguirlo.

Tampoco hay que olvidar que es esencial contar con soporte de amigos, familiares y/o profesionales sanitarios que nos ayuden a cumplir nuestra meta. En ese sentido, muchas farmacias cuentan con programas de deshabituación tabáquica, que incluyen apoyo psicológico para el paciente que ha decidido abandonar ese hábito.

Aprovechar el inicio del 2018 para abandonar el tabaco es una decisión estupenda pero hay que dedicar esfuerzo a conseguirlo. Según Bastida, recaer no significa fracasar, pero hay que tener en cuenta que encender un cigarrillo pensando que solo será uno, supone entre un 80-90% de probabilidades de iniciar una recaída.

Por tanto, si dejar de fumar es uno de tus propósitos de Año Nuevo, te felicitamos y te animamos a seguir adelante porque los beneficios son muchos, tal como nos recuerdan desde la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR), y 2018 será mucho más saludable.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500