Farmacias, Médicos, Pacientes /

[Consejos de pacientes, médicos y farmacéuticos]

¡Por San Valentín, cuida tu corazón!

Por

Hoy se celebra el día más romántico del año y quien más y quien menos ya ha pensado en cómo enternecer el corazón de la o las personas a las que quiere demostrar su amor, pero… ¿cuánto tiempo has dedicado a quererte? Desde Apoya tu Salud estamos convencidos de que el día de los enamorados es buen momento para pensar en cuidar nuestro corazón. Y dado que nuestra comunidad está formada por pacientes, médicos y farmacéuticos, les hemos pedido que nos cuenten cómo deberíamos cuidar nuestro corazón un poquito cada día, porque, al fin y al cabo, corazón solo tenemos uno.

Cuida-tu-Corazon

Asesoramiento desde SEMERGEN

Para mantener un corazón saludable, de una parte, es importante realizar una alimentación cardiosaludable, que sea rica y muy variada en verduras, hortalizas, cereales, frutas, pescado, carnes magras, aceite de oliva español y productos lácteos desnatados, pero limitando la sal, los azúcares y las bebidas alcohólicas.

Realizar ejercicio físico aeróbico como caminar, correr, nadar, 45 minutos cada día, todas las semana. No iniciarse en el hábito de fumar y, si uno ya es fumador, abandonarlo con la ayuda de profesionales sanitarios.

Por otra parte, intentar mantenerse en el peso ideal: basta una cinta métrica para medir nuestra grasa abdominal o visceral, que es la más dañina para nuestro corazón y nuestras arterias, midiendo el perímetro de cintura que debe ser inferior a 88 cm en las mujeres y de 102 cm en los hombres. El índice de masa corporal (IMC) también es un buen indicador.

También es importante vigilar determinados parámetros de salud como la presión arterial, medir periódicamente los niveles de colesterol total y de glucosa en ayunas. Nuestro médico de familia nos ayudará y orientará si los parámetros no son los adecuados.

En definitiva, llevar una vida relajada, sin estrés, forma parte de la actitud para conseguir una mejor salud cardiovascular.

Recomendaciones desde SEFAC

Reducir el riesgo vascular y, por lo tanto, mantener un corazón sano y fuerte pasa por llevar un estilo de vida saludable. ¿Cómo? Es fundamental llevar una dieta equilibrada (baja en grasas y sal) para evitar el sobrepeso o la obesidad, reducir el consumo de alcohol y no fumar.

Además, es muy importante realizar ejercicio físico, en particular aeróbico (correr, nadar, caminar, montar en bicicleta…) varias veces por semana y, en el caso de tomar medicamentos seguir correctamente las pautas prescritas. El farmacéutico comunitario puede ayudarle a resolver sus problemas con la medicación y también a hacer un seguimiento de la presión arterial.

Consejos de FEDE

En diabetes resulta indispensable cuidar del corazón, especialmente, en el caso de aquellas personas que tienen diagnosticada diabetes tipo 2, una patología muy vinculada al riesgo cardiovascular.

Para evitar esta dolencia es fundamental que los pacientes lleven una vida saludable, en la que no pueden faltar una alimentación adecuada y la práctica habitual de ejercicio y, por supuesto, un control apropiado de la patología siguiendo el tratamiento y los controles indicados por los profesionales sanitarios que llevan su patología.

¡Feliz San Valentín! 💝

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500