Piel solo tenemos una ¡Protégela!

/ Por

La prevención consiste en tomar las medidas adecuadas para evitar o reducir las probabilidad de ponernos enfermos. Con la llegada del verano, las exposiciones al sol se multiplican y es preciso tomar una serie de medidas adecuadas para evitar que los rayos ultravioletas del sol hagan daño a nuestra piel. Por desgracia, la prevalencia del cáncer de piel se ha incrementado hasta situarse en el tipo de cáncer más frecuente, por delante del de mama y de próstata. Esta semana celebramos el Día Europeo de la Prevención del #CáncerDePiel, y aprovechamos para hacer una llamada de atención e incrementar la protección de nuestra piel este verano.

Proteger la piel de las radiaciones ultravioletas (UV)

Los rayos del sol contienen radiaciones ultravioletas (UV) que son las que provocan las quemaduras y las lesiones en la piel. En este sentido, es fundamental que conozcamos nuestro tipo de piel –algo en lo que en la farmacia nos pueden ayudar– con el objetivo de elegir el protector solar más adecuado.

Actualmente existen seis tipos de piel, o fototipos, en función de la capacidad que ésta tiene para asimilar la radiación solar, el color de nuestro cabello y el de nuestros ojos. Teniendo en cuenta esta clasificación se debe utilizar un tipo de protección cutánea de mayor o menor intensidad. Nuestro médico o farmacéutico son las personas más adecuadas para ayudarnos a identificar nuestro fototipo y tomar las medidas adecuadas.

Receta de la app Foto Skin del dermatólogo Sergio Vañó

Hoy en día, también las nuevas tecnologías nos pueden echar una mano en esta tarea. En este sentido, existen aplicaciones para el móvil con las que podemos llevar un control del estado de nuestra piel. Entre ellas destaca una app española, Foto Skin, que permite hacer un estudio y seguimiento de nuestra piel a través de un autocontrol fotográfico, e incluye consejos orientados a prevenir y diagnosticar cáncer de piel. Hoy en día algunos dermatólogos, como el doctor Sergio Vañó, la recetan a sus pacientes.

También es importante tener en cuenta que nuestra piel tiene memoria. Eso quiere decir que los efectos de los rayos del sol se van acumulando en nuestro organismo y, lo más importante, son irreversibles. De ahí que sea fundamental cuidar y protegerla durante toda la vida, especialmente las poblaciones con pieles más sensibles, las embarazadas, los ancianos y los niños.

Se recomiendan, además, revisiones frecuentes, con especial interés si se trata de lunares a partir del método ABCDE desarrollado por dermatólogos, tal como recomienda la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Una vez que tengamos clara la protección que necesitamos, se hace fundamental saber aplicarla de forma correcta. Según la Asociación Nacional para el Autocuidado de la Salud (Anefp), la manera más adecuada de utilizar es extender el fotoprotector abundantemente por todas las zonas del cuerpo que vayan a estar expuestas al sol; aplicarlo media hora antes de la exposición; y renovarlo cada dos horas o después de cada baño.

Aquí compartimos algunos consejos más para disfrutar del sol de manera responsable sin que suponga un problema para nuestra piel, porque piel solo tenemos una ¡Cuidémosla!.

Consejos básicos para disfrutar del sol de manera responsable

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Hay 2 comentarios. Ahora nos interesa tu opinión.

avatar
500
Joana Victòria Bonnin Bonnin
Joana Victòria Bonnin Bonnin

Buenos días. Soy una mujer de 52 años con necesidad de vitamina D, de momento es suficiente tomar el sol según mi médico. Mi duda es la siguiente: ¿con protección solar, obtendré la vitamina D del sol? ¿es aconsejable tomarlo a primeras o últimas horas del día sin protección por lo menos una hora?