Picaduras en verano: insectos, medusas, arañas…

/ Por

El verano es época de picaduras. El calor favorece el ciclo de reproducción de los mosquitos, por eso hay muchos más durante los meses más calurosos y el riesgo de picaduras aumenta. También en verano aparecen las medusas. Según el Ministerio de Sanidad, durante los últimos años se ha producido un aumento de medusas en las zonas costeras de nuestro país, arrastradas por las corrientes marinas. Si a esto le sumamos que aumentan las actividades al aire libre, hay más probabilidades de que se produzcan picaduras.

Picaduras en verano

Existen pautas comunes para protegernos de estos animales, aunque cada mordedura tiene unas características y requiere de ciertas acciones para disminuir los síntomas.

Picaduras de insectos

Las picaduras de mosquitos, avispas y abejas abundan en verano y proliferan en lugares con agua dulce como son los bordes de las piscinas o en las orillas de los ríos. También les atrae la ropa de colores vivos y los olores fuertes de colonias y perfumes, de comida y corporales.

Es importante no intentar matarlos, evitar los movimientos bruscos y alejarse de ellos con cuidado. Sin embargo, a veces es imposible escaparse de su ataque que nos producirá un habón en la zona con picor y dolor.

Si no se es alérgico a alguno de estos animales, el tratamiento, en estos casos, se reduce a intentar no rascarse y aplicar frío en la zona afectada. Si alrededor del habón aparece una roncha roja se puede aplicar una crema con corticoides o antihistamínicos. En el caso de que la hinchazón sea excesivamente grande y duradera hay que acudir a un profesional de la salud.

Para prevenir las picaduras de insectos lo más efectivo son las lociones repelentes. En el caso de las personas alérgicas a alguno de estos insectos, los expertos recomiendan las vacunas ya que tienen una alta efectividad. Y si vas a viajar, es mejor informarse y tomar precauciones al respecto.

Picaduras de medusas

Las medusas son los animales que más quebraderos de cabeza provocan cuando se va a la playa. Sus picaduras suelen ser accidentales al ser arrastradas por la corriente o al estar varadas en la orilla. Suelen nadar en enjambres y abundan en las aguas cálidas.

Para evitar toparnos con ellas lo mejor es no bañarse en las zonas en las que se haya detectado su presencia. Los protectores solares ayudan a evitar estas dolorosas picaduras, incluso los hay con repelentes. Y si se tiene previsto realizar deportes acuáticos, lo más aconsejable es usar trajes de neopreno.

Una picadura de medusa libera un líquido urticante que producen un intenso picor, ardor y dolor. A veces, incluso, produce mareos o vómitos, en cuyo caso es importante acudir al médico más cercano.

Si la picadura no es tan grave, lo más importante es evitar echar agua dulce sobre la misma, ya que provocará que los restos de la medusa liberen el líquido urticante que les quede y empeorará la herida. Hay que lavar las heridas con agua marina y quitar los restos que puedan quedar de la medusa con unas pinzas o un plástico.

También hay que tratar de no rascarse. La aplicación de hielo suele calmar, los antihistamínicos orales y los analgésicos aliviarán el picor y el dolor. Y no hay que olvidar desinfectar bien las lesiones producidas por la picadura.

Picaduras de arañas

Otras picaduras frecuentes en verano son las mordeduras de las arañas. A estos animales los encontramos normalmente cuando salimos al campo. Se suelen esconder en lugares oscuros y frescos como puede ser debajo de piedras o en los huecos de árboles.

Las arañas que hay en España no suelen ser muy venenosas y sus picaduras suelen provocar enrojecimiento, inflamación y dolor, similares a las de una abeja. El tratamiento sería similar. Se debe lavar la herida con agua y jabón, aplicar hielo y analgésicos para el dolor.

Sin embargo, hay algunas arañas muy peligrosas, como la viuda negra o la reclusa parda, cuyas ‘mordeduras’ deben ser tratadas por profesionales médicos. Con los niños o las personas alérgicas hay que extremar los cuidados y, en caso de duda, acudir a un profesional de la salud.

 

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500