Farmacias, Médicos, Pacientes /

Desterrando mitos sobre el mal aliento o halitosis

Por

La halitosis o mal aliento es un problema frecuente. De hecho, se considera que lo sufre el 50% de la población. Se trata de un problema que puede afectar negativamente a la vida social de una persona, ya que puede originar el rechazo de quienes le rodean. Pese a que el mal aliento puede tener su origen en la boca (en el 90% de los casos), pueden existir otras enfermedades subyacentes que sean la causa de la halitosis, como ya contamos en este post.

Mitos sobre la halitosis

Precisamente, la detección del origen del mal aliento y determinar su grado mediante la evaluación organoléptica, la cromatología de gases o la monitorización de sulfuros, son determinantes para su eficaz tratamiento.

Aun así, existen mitos en torno al mal aliento o halitosis que se van transmitiendo de unos a otros y que poco o nada tienen que ver con la realidad. Repasamos algunos de los más comunes:

El mal aliento está causado por problemas digestivos. Mito

Uno de los mitos más extendidos tiene que ver con la relación que existe entre el mal aliento y los trastornos digestivos. De hecho, algunos estudios han demostrado que sólo el 3% de los problemas de halitosis tienen su origen en problemas estomacales.

Las caries dentales son causa frecuente de halitosis. Mito

Los problemas en la dentadura por sí mismos no causan problemas de mal aliento. Puede ocurrir que la caries origine una infección o bien que en el hueco de la caries se queden restos de comida que, al descomponerse, puedan producir mal olor. Pero las caries por sí mismas no producen halitosis.

El mal aliento se puede contagiar a través del beso. Mito

La halitosis no es contagiosa, por lo tanto, no puede transmitirse a otra persona mediante un beso. Los microorganismos pueden transmitirse de persona a persona mediante los besos o el intercambio de cubiertos, pero éstos no son capaces de prosperar en una boca sana y con una buena higiene bucal.

Las personas con mal aliento lo saben y no lo evitan. Mito

Aunque la halitosis puede provocar el rechazo social, las personas que lo padecen, en la mayoría de los casos, no son conscientes de que lo padecen, ya que suelen desarrollar una tolerancia o perturbación olfativa. Por este motivo, no son capaces de identificar su mal aliento hasta que se lo hacen saber las personas que le rodean. El hecho de no poder identificarlo provoca angustia en algunas personas que deciden evitar socializar.

Cómo combatir el mal aliento

Mito o realidad, lo cierto es que el mal aliento puede conllevar un problema más grave de salud y, sin duda, una complicación para socializar de quien lo sufre. Pese a que es fundamental localizar el origen de la halitosis antes de seguir un tratamiento, existen recomendaciones que pueden ayudar a combatirla.

Una buena higiene bucal, cepillando correctamente los dientes, puede ser de gran ayuda para combatir la halitosis. Se suele recomendar el uso de chicles que, al aumentar la secreción salivar, contribuyen a mejorar el aliento. Por su parte, los enjuagues bucales o colutorios que contienen dióxido de cloro y sales de zinc no permiten la volatilización del olor desagradable. aunque hay otros productos de autocuidado, no dejan de ser soluciones temporales para mejorar la vida del paciente.

Hay 2 comentarios. Ahora nos interesa tu opinión.

avatar
500
RAFAELINA DIAZ SALCEDO
RAFAELINA DIAZ SALCEDO

También la halitosis puede ser causa de estreñimiento crónico y hasta cáncer estomacal.