Farmacias, Pacientes /

‘Es la medicina de siempre, pero en otro envase y de otro fabricante’

Por

Antonio tiene 76 años, vive en un pueblo de Extremadura y acude casi todas las semanas a su farmacia porque tiene varias enfermedades que le obligan a tomar cuatro medicamentos distintos. Hace unos meses, al ir a recoger sus medicinas, le dieron una caja distinta a las de siempre y al llegar a casa se volvió a la farmacia a cambiarla. Fue entonces cuando Olegario, su farmacéutico de toda la vida, le dijo: “Sí, es la medicina de siempre, el mismo principio activo, pero ahora viene en otro envase y es de otro fabricante”.

Desde 2011, en España las recetas que hacen los médicos deben ser siempre por principio activo, a excepción de algunos medicamentos que por ley deben ser prescritos por marca. Por tanto, cuando la patente de un fármaco se termina y aparecen genéricos en el mercado, para aquellos medicamentos sustituibles, el farmacéutico está obligado a dispensar la especialidad farmacéutica de menor precio y, en el caso de igualdad, el medicamento genérico correspondiente.

Prescripción por principio activo

Esto ha obligado a que muchos pacientes vean cómo, pese a mantener los mismos tratamientos que tenían, salen de la farmacia con cajas diferentes. Confusiones que han provocado problemas y malestar, en especial en personas mayores que quieren su “medicina de siempre”. En estos casos, la labor de educación sanitaria del farmacéutico es fundamental tanto para el paciente como para el sistema sanitario.

El principio activo de un medicamento es la sustancia que realmente produce el efecto terapéutico de un fármaco, el resto de sus componentes son excipientes que ayudan a hacer que un comprimido sea compacto, que tenga un mejor sabor o que sea de un determinado color, por ejemplo. Cada principio activo tiene una Denominación Común Internacional (DCI), nombre que fue creado por la OMS hace más de 50 años, con el fin de crear un lenguaje común para los profesionales sanitarios y los médicos de todo el mundo y evitar confusiones.

Por lo tanto, recetar por principio activo es poner en la receta la DCI de cada medicamento en lugar de su nombre comercial. Esto conlleva que el farmacéutico debe dispensar, de todos los productos que tengan la misma composición y presentación y que se ajusten a la dosis y forma farmacéutica descrita por el médico (jarabe, cápsulas, efervescentes…), el que sea de precio más bajo. Una medida que disminuye el gasto sanitario y mantiene la calidad de la prestación farmacéutica del sistema público de salud.

Educando al paciente

En este panorama, el boticario se puede encontrar con diferentes situaciones que debe manejar con cuidado y, si es necesario, remitir a su médico. Se puede dar el caso de que haya pacientes que tengan alergia o intolerancia a algún excipiente, o de enfermos que tengan problemas para seguir su medicación, por lo que cambiarle de marca cada vez podría causarle más desconcierto. También hay personas que por convicciones sociales, religiosas o culturales se niegan a cambiar de medicamento o prefieren unas formas farmacéuticas a otras, o unas marcas a otras.

Son situaciones que se solucionan en la farmacia, informando de la bioequivalencia de los medicamentos genéricos, es decir, que han demostrado el mismo perfil de eficacia y seguridad que sus medicamentos de referencia; tranquilizando a los pacientes con explicaciones sobre sus enfermedades y cómo actúan los fármacos; o procurando dispensar siempre que se pueda la misma especialidad farmacéutica genérica a algunos pacientes, como es el caso de los crónicos, para evitar sustituciones futuras.

De hecho, el uso de un fármaco que ya ha sido utilizado de forma satisfactoria puede facilitar la adherencia al tratamiento y el sosiego del paciente. Por lo tanto, en caso de duda con algún medicamento, pregunte a su farmacéutico, él resolverá sus dudas.

Hay 4 comentarios. Ahora nos interesa tu opinión.

4

avatar
500
CASTRO LUIS
CASTRO LUIS

LAS BIO-EQUIVALENCIAS DEBEN ESTAR EN RELACION AL GRADO DE PUEREZA DE UNA PRESENTACION COMERCIAL Y/O GENERICA DADO QUE EXISTIRA UNA DIFERENCIA FARMACOCINETICA Y/O FARMACODINAMICA DEACUERDO A LA PRESENTACION DE ORIGEN FARMACEUTICO

Alejandro
Alejandro

Interesante artículo manipulado por los laboratorios de genéricos que patrocinan esta publicación en el que sutilmente se nos invita a los farmaceuticos a seguir siendo unas ovejitas y a repetir una mentira las veces que haga falta hasta que se convierta en verdad…
Los GENERICOS NO SON IGUALES a las marcas!!
Es que parece mentira…tantos años estudiando para que ahora me tenga que parecer lo mismo una marca de toda la vida con su laboratorio detrás a una MARCA BLANCA de dudosa procedencia…
Es una denominación que cualquier ama de casa entiende y comparte, pero nosotros debemos ser los inútiles que en vez de rebelarnos y alzar la voz…debemos repetir: “Si…son lo mismo…sólo cambia la caja…”
Y una m.!