¿Por qué hay máquinas de vending poco saludables en los hospitales?

/ Por

En los centros sanitarios la gente va en busca de ayuda médica, pero no todo lo que se encuentra en el hospital es del todo sano. Las máquinas expendedoras de comida, llamadas máquinas de vending, copan los centros sanitarios ofreciendo productos –en su gran mayoría– poco saludables. Llama la atención que los médicos, quienes trabajan en esas instalaciones, son los primeros detractores de dichos productos.

vending-hospitales

Palmeras de chocolate, donuts, gominolas, bollos, patatas fritas, sándwiches, galletas, zumos envasados, refrescos, postres…, son algunos de los productos más habituales en estas máquinas instaladas en los hospitales. La mayoría de esos productos están muy procesados y son insanos. Buena parte de la gente que pasa por un hospital, además de los profesionales que en él trabajan, son personas enfermas, muchas de ellas crónicos, que lo que menos necesitan es comer productos poco sanos.

Por otro lado, los hospitales son lugares en los que las situaciones difíciles de algún familiar desestabiliza emocionalmente a las personas que acuden de visita, donde la combinación de sal, azúcares y grasas trans de los ultraprocesados ofrece una vía de escape con un placer inmediato.

Precisamente, estos alimentos son una de las causas de los problemas nutricionales de la población. Según un estudio de la Fundación Española de Nutrición (FEN), el 35,8% de los españoles tiene sobrepeso y el 19,9% obesidad, un problema de salud pública calificado como la epidemia del siglo XXI.

Y no solo eso, ya que los azúcares añadidos que suelen tener alimentos como las galletas y los zumos envasados también pueden empeorar la tolerancia a la glucosa o promover la resistencia a la insulina.  Un problema que, además, aumenta el riesgo de mortalidad por infarto coronario, insuficiencia cardíaca o cardiopatía coronaria, tal como se recoge en este estudio publicado por el British Medical Journal (BMJ), por poner un ejemplo.

Peticiones de médicos contra el vending poco sano

A tenor de esta realidad, varios colectivos han solicitado que se mejore esta situación. Por su parte, la Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (ARES) lanzó un manifiesto para reclamar que las máquinas expendedoras de los hospitales cambien los productos poco saludables por otros que sean saludables.

Carlos Fernández, vocal de esta entidad, comentó al respecto en un programa de la Cadena SER: “es una contradicción flagrante encontrar en los centros sanitarios los alimentos y bebidas que causan los problemas de salud por los que la gente debe acudir a los hospitales”.

A través de este manifiesto, ARES solicita a las autoridades sanitarias que evalúen la presencia de alimentos y bebidas poco saludables en las máquinas expendedoras de los centros sanitarios; que reemplacen los alimentos poco saludables por productos con un perfil nutricional saludable; y que monitoricen el cumplimiento de estas medidas.

Peticiones de pacientes contra el vending poso sano

Pero no solo los médicos reclaman ese cambio, también lo hacen los pacientes. De este modo, el periodista Pablo Herreros ha impulsado una petición dirigida al Ministerio de Sanidad y a las consejerías de Sanidad, solicitando que las máquinas de vending de los hospitales tengan, al menos un 50% de comida sana.

Una petición, hecha a través de la plataforma ciudadana Change.org, que alega que en un hospital la salud debe ser lo primero, y que cuenta con el respaldo de casi 8.500 firmas, al cierre de esta noticia.

Algunos pasos contra el vending poco sano

Es posible que el cambio de productos poco sanos de las máquinas expendedoras de los hospitales solo sea cuestión de voluntad. Murcia ha sido la primera Comunidad Autónoma que le ha plantado cara a este problema. Así, en 2017, la Consejería de Sanidad anunció que iba a eliminar la bollería industrial y las bebidas azucaradas del entorno hospitalario. La causa fueron los altos índices de obesidad que arrastra la región según el Estudio Nutricional y de Hábitos Alimentarios de la Población Española (ENPE), que la sitúan en la cuarta autonomía con mayores cifras de sobrepeso y obesidad.

En Valencia, vía decreto, Sanidad obliga a las empresas de vending que operan en los hospitales a ofrecer únicamente: agua envasada, leche desnatada o semidesnatada, yogures y otras leches fermentadas bajas en grasa y sin azúcar añadido, panes integrales, fruta fresca, frutos secos no fritos y bajos en sal, refrescos sin azúcar añadido, zumos de fruta, platos a base de vegetales frescos y sopas vegetales frías. Cuentan con seis meses para adaptarse a la normativa.

La Consellería de Salut de Baleares anunció en marzo de este año que están trabajando en un decreto ley que contempla la regulación de la oferta alimentaria de las máquinas expendedoras de colegios y hospitales para que, al menos, el 70% de los alimentos que ofrezcan sean sanos.

En Andalucía, por su parte, los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir y los de Alta Resolución de Sierra de Segura han diseñado un programa de alimentación saludable. Una de las propuestas contempladas en la iniciativa era la de incluir bandejas con alimentos saludables en las máquinas de vending repartidas por los hospitales.

Madrid suspende en vending saludable

Por su parte, la Consellería de Salut de Cataluña ha empezado por recomendar a los hospitales y centros sanitarios que pongan alimentación saludable en las máquinas expendedoras, tras recibir quejas de los usuarios. Pero no lo exige. Del mismo modo, en el País Vasco, han presentado un programa de Iniciativas para una Alimentación Saludable en Euskadi en el que pretenden conseguir que el 50% de los productos ofertados en las máquinas de vending adheridas al programa (esperan que sea el 70% del total) sean productos saludables.

No obstante, como se refleja en el estudio realizado a pie de calle por Rodrigo Casteleiro en un reportaje en El Comidista, la realidad dista mucho del ideal. Y ponen de muestra los hospitales públicos de Madrid, atestados de máquinas expendedoras con comida nada saludable.

Si la alimentación es parte importante de la salud y los hospitales son centros sanitarios, las entidades de las que dependen tienen una responsabilidad muy grande respecto a la alimentación saludable de la población que tenga que hacer uso de las máquinas expendedoras de los hospitales.

Fuentes de información:

Para la elaboración de este post hemos utilizado información de:
· Varios estudios clínicos enlazados en el texto
· Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (ARES)
· Fundación Española de Nutrición (FEN)

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500