El 80% de los hospitales españoles descuida la atención psicológica de los pacientes con cáncer

/ Por
 

Recibir un diagnóstico de cáncer es un asunto complicado y para lo que una persona debe prepararse psicológicamente. No obstante, dicha preparación no vale únicamente para el diagnóstico, sino que la patología en sí provoca alteraciones en el estado de ánimo e, incluso, se ha llegado a demostrar la prevalencia de depresión y ansiedad en estos pacientes. El problema surge cuando estas patologías asociadas ni se detectan, ni se reconocen, ni se tratan.

psicologia-cancer

Pese a que estos datos son claros, solo el 18,5% de los servicios españoles de Oncología, tanto públicos como privados, utilizan el cribado psicológico para detectar a los pacientes con necesidades de atención psicológica. Así lo acaba de poner de manifiesto el informe ‘La atención psicológica al paciente de cáncer en España’, elaborado por el Instituto Max Weber y la Fundación Mylan para la Salud.

En relación con el diagnóstico, este estudio -que recoge evidencias científicas, documentación sanitaria programática y la visión de facultativos de Oncología en su labor diaria- también destaca que solo el 44% de los servicios de Oncología dispone de indicadores de seguimiento de los pacientes de periodicidad anual (39,1%) o trimestral (26,1%).

Por otro lado, destaca que, normalmente, es el propio oncólogo el que detecta esa necesidad de intervenir psicológicamente al paciente (en el 98,1% de los casos), seguido del personal de Enfermería (75,5%).

Otro dato que refleja el informe es la opinión de los propios especialistas. En este sentido, el 63,6% de los profesionales consideran que la atención debería ser ofrecida desde el propio servicio de Oncología, y un 31,7% creen que debería darse en el seno del propio hospital, por psicólogos especializados del mismo. No obstante, la realidad es otra, según se apunta en el informe, ya que en el 30,2% de servicios la atención es prestada por personal especializado adscrito a Oncología.

Formación en comunicación

Del mismo modo que es muy importante la actitud con la que el paciente recibe un diagnóstico de cáncer -tal como hablamos en otro artículo-, un aspecto fundamental que influye a la hora de poder gestionar las emociones del paciente ante un diagnóstico de cáncer es cómo recibe la noticia por parte del médico.

En este sentido, Javier Anitua, director de la Fundación Mylan para la Salud, subraya que la formación del oncólogo en comunicación juega un papel muy importante. “Si no te han preparado para dar este tipo de noticias, tiendes a hacerlo de forma precipitada e incómoda lo que genera frustración y estrés tanto en el médico y en el paciente. Este último, además, recibe del profesional una falta de seguridad que, a su vez, le genera desconfianza”.

En ese contexto, Anitua subraya en una entrevista realizada en RNE al respecto, que precisamente esa es una de las causas que han propiciado la elaboración de este informe. “El componente psicológico en la salud es clave y conocer esa dimensión psicológica y emocional es una de las líneas de actuación que tiene la Fundación Mylan”, indica.

En lo que se refiere al cáncer, esa dimensión psicológica es aún mayor, explica Anitua, dado que hablamos de una enfermedad estigmatizada que se asocia a connotaciones de muerte y sufrimiento. Aquí entra en juego el papel del psicooncólogo, un profesional que existe en la mayoría de los hospitales pero que, a juicio del responsable de la Fundación Mylan, está ‘infrautilizado’ ya que sólo el 10% de los pacientes oncológicos son referidos a este especialista.

Programa piloto en cuatro hospitales

A raíz de los resultados de este informe y para cambiar esta situación, la Fundación Mylan ha diseñado un programa piloto en cuatro hospitales para conocer en profundidad si una formación psicológica especializada entre los oncólogos médicos puede mejorar la calidad de vida de los pacientes que se pondrá en marcha el próximo otoño.

El programa en sí se divide en dos estudios que se van a desarrollar en el Hospital Clínico San Carlos, el Hospital de Getafe, el Hospital Universitario de Fuenlabrada y el Hospital 12 de Octubre de Madrid; y en los que se van a analizar a entre unos 150 y 200 pacientes oncológicos.

En el primer estudio se va a desarrollar y validar un instrumento de evaluación que permita al oncólogo conocer el estado emocional del paciente y cómo está afrontando el cáncer, dos variables que son predictoras de la evolución del paciente y su adherencia al tratamiento.

El segundo estudio se centra en la formación del oncólogo para ayudarle a comunicarse de un modo más eficaz con sus pacientes, especialmente a la hora de darles información difícil. De este modo, se podrá analizar el efecto que esta formación tiene sobre los pacientes, en concreto sobre el manejo de la ansiedad y depresión.

Paralelamente, se realizará otro estudio general descriptivo exclusivamente con pacientes para describir cómo se comunican con sus oncólogos y para el que se contará con la colaboración de las asociaciones de pacientes españolas para conseguir el mayor número de pacientes posible.

Foto: freepik

 

Fuentes de información:

Para elaborar este artículo hemos utilizado el informe ‘La atención psicológica al paciente de cáncer en España’, elaborado por el Instituto Max Weber con la colaboración de la Fundación Mylan para la Salud.

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500