Francia: El nuevo modelo retributivo de la botica a debate

/ Por

La farmacia está viviendo una época de numerosos cambios, en los que la aportación de nuevos servicios se hace imprescindible para seguir evolucionando e integrarse totalmente en el Sistema Nacional de Salud. El sistema farmacéutico francés es muy similar al que tenemos en nuestro país y está basado en el binomio titularidad-propiedad, es decir, para ser titular de una farmacia hay que ser farmacéutico. Además, cuentan con una red de oficinas de farmacia que garantizan el acceso de los pacientes a los medicamentos. Sin embargo, desde comienzos de 2015, las boticas galas cobran unos honorarios de dispensación establecidos por el Gobierno.

Y es que, al igual que ocurre en las farmacias españolas, la rentabilidad y viabilidad de estos establecimientos en el país vecino es un problema acuciante objeto de debate. Una de las principales medidas adoptadas desde el ministerio de sanidad galo y puesta en marcha a partir del pasado 1 de enero ha sido un modelo mixto retributivo, fruto de las negociaciones entre legisladores y boticas durante tres años.

Modelo retributivo de la farmacia en Francia

Este modelo determina que la remuneración de la farmacia se generará, además de por el margen sobre el precio de los medicamentos –que se ha ajustado a la baja–, por una tarifa fija de 82 céntimos por cada caja dispensada. Unos honorarios fijos que se incrementarán a 1,02 euros en 2016.

Además, a los pacientes polimedicados que necesitan cinco o más medicinas, a la cuota por dispensación se le podrán añadir 51 céntimos siempre que el farmacéutico ofrezca pautas destinadas al seguimiento terapéutico. En el decreto que regula este nuevo modelo también se especifica que en el pago de grandes envases de muchas unidades, o dispensación de tres meses de tratamiento, se aplicará una cuota fija y un descuento de un 10%.

Servicios farmacéuticos

De este modo, se pretende que la retribución de la botica no dependa tanto del precio de los fármacos vendidos y se revaloricen las acciones asistenciales del farmacéutico al ser remuneradas. Otro de los objetivos de esta medida es garantizar, por un lado, que los medicamentos de más valor económico sigan estando disponibles en las farmacias a pesar de su bajo margen de beneficio, y por otro, el equilibrio económico de las farmacias, especialmente las rurales.

En la norma también se reserva un espacio para los genéricos, de este modo se incluye un listado de principios activos que pueden ser sustituidos por diferentes presentaciones de especialidades farmacéuticas genéricas. En función del porcentaje de medicamentos sustituidos, el farmacéutico obtendrá un ingreso extra, aunque esta medida ya se estaba aplicando antes de la implementación de este nuevo modelo.

En cuanto a los servicios ofrecidos en la farmacia, el decreto recoge la remuneración del farmacéutico en el abordaje integral de los pacientes con enfermedades crónicas. En concreto se especifica cómo debe ser el servicio farmacéutico destinado a personas con asma y pacientes anticoagulados, prestaciones por las que el boticario podrá percibir 40 euros anuales por paciente.

Otro servicio específico que se detalla es el tratamiento de los tratados con antagonistas de la vitamina K o dicumarínicos, aunque en este caso los términos de la remuneración quedarían pendientes de desarrollo. Por otro lado, por la digitalización de historial de los pacientes las oficinas de farmacia recibirán 15 céntimos por cada nuevo registro.

A favor y en contra

Finalmente, se ha creado un observatorio para el seguimiento de la aplicación de las nuevas tasas de dispensación y por el que se guiarán para valorar la evolución de los márgenes de las farmacias a lo largo del primer trimestre de cada año. A la espera de ver qué dicen los datos, ya hay quien ve el vaso medio lleno y también medio vacío.

Por un lado, la Federación de Sindicatos de Farmacéuticos de Francia (FSPF, en sus siglas en francés) ha elaborado un informe de prospección en que se refleja que el nuevo modelo retributivo de las farmacias estaría dejando un beneficio mensual por botica de 200 euros más que con el sistema anterior. Por su parte, la Unión de Sindicatos de Oficinas de Farmacia (USPO, en sus siglas en francés) asegura que los beneficios de la botica es menor aplicando los nuevos criterios. Asimismo, señala que la simulación realizada por la FSPF es engañosa ya que no se ha contemplado la reducción de los precios de los medicamentos. En lo que ambos están de acuerdo es en que la reforma no es suficiente.

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500