¿Cómo debe ser la Farmacia que necesita la sociedad?

/ Por

A esta pregunta trata de dar respuesta las conclusiones del proyecto refcom en el que se ha preguntado a la sociedad por el papel que juega la farmacia. La conclusión no deja lugar a dudas: La farmacia es uno de los servicios más valorado por la sociedad, de hecho le otorga de media un notable (7,4) y, además, considera que debería estar más integrado en el sistema sanitario para que se aprovecharan mejor sus conocimientos. El farmacéutico, por tanto, también es considerado por los pacientes como un agente sanitario indispensable en el Sistema Nacional de Salud pero demandan una mayor proactividad en su labor asistencial y en la provisión de servicios.

Estudio Cómo debe ser la farmacia que necesita la sociedad

Para que la farmacia se convierta totalmente en ese pilar asistencial que quiere la sociedad es importante que su integración en el sistema de salud sea efectiva a todos los niveles asistenciales. La interrelación y la comunicación con el equipo médico también ha de mejorarse en aras de mejorar su labor sanitaria. “Los pacientes y los ciudadanos –reza el informe– quieren una comunicación real, una integración efectiva y un trabajo en equipo bien realizado”.

Y es que, pese al notable adjudicado por los ciudadanos a la farmacia, la mitad de las personas consultadas (49 por ciento) cree que hablamos de un profesional que está desaprovechado en el engranaje del sistema sanitario. Un dato que cobra especial importancia si tenemos en cuenta que para el 58,9 por ciento de la población la figura del farmacéutico comunitario es la primera opción a la que acudir ante cualquier duda relacionada con su medicación. Y que el 90 por ciento valora de forma positiva la relación que tiene con su farmacéutico.

Estos datos se desprenden del estudio refcom en el que se ha entrevistado a 1.000 ciudadanos, 800 farmacéuticos y a las principales asociaciones de pacientes y consumidores de nuestro país. Se trata de una investigación sociosanitaria promovida por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac), en colaboración con Ratiopharm y David Martínez, del departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Los resultados de refcom junto con propuestas encaminadas a mejorar la relación farmacéutico-paciente se han recogido en el libro “Cómo debe ser la farmacia que necesita la sociedad”.

Servicios asistenciales

En cuanto a la labor asistencial, tanto la población general como los pacientes tienen una buena predisposición a hacer uso de los servicios que ofrece la farmacia comunitaria a un precio asequible. Entre los servicios más valorados están la deshabituación tabáquica, los análisis de azúcar y colesterol o la educación sanitaria y prevención de enfermedades. Por su parte las asociaciones de pacientes también aprecian la atención domiciliaria, el seguimiento farmacoterapéutico a los pacientes crónicos y el asesoramiento relacionado con el uso de medicamentos que no necesitan prescripción médica.

Farmacia asistencial

Por su parte, aún son muchos los farmacéuticos que no tienen servicios implantados en sus oficinas de farmacia, aunque la mayoría estaría dispuesto a realizarlos si estuvieran remunerados.

Una pega que surge a la hora de establecer la farmacia asistencial como tal es que una parte importante de la población desconoce este tipo de servicios. No son conscientes de lo que la farmacia y el farmacéutico, como profesional sanitario, les pueden ofrecer. Por tanto, el farmacéutico o no tiene bien desarrollada su faceta como sanitario, o bien no sabe comunicarla.

En este sentido, surge otro área de mejora a la hora de valorar la percepción de las oficinas de farmacia por los usuarios. Solo el 9,3 por ciento de la población reconoce a la farmacia comunitaria como un centro exclusivamente de salud, mientras que el 46,9 por ciento considera que hablamos de un establecimiento comercial. En este sentido, se recomienda trabajar en las estructuras de la farmacia para disponer de una zona de atención personalizada donde atender de forma confidencial a los pacientes y modificar su imagen.

En definitiva, la farmacia que necesita la sociedad está aún por desarrollarse y este documento arroja luz sobre por dónde se debe trabajar al respecto. ¿Qué opinión te merecen estos resultados?

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500