Tribuna

Los farmacéuticos, una opción para superar el tabaquismo

/ Por

El farmacéutico comunitario es un profesional sanitario cercano y accesible a la población. Su misión es contribuir a mejorar la salud de los pacientes y el bienestar de la población no solo mediante la correcta dispensación de los medicamentos, sino también mediante la provisión de servicios profesionales asistenciales que aborden desde el uso adecuado de los fármacos hasta la prevención de enfermedades y la promoción de la salud pública.

Leyre Gaztelurrutia
Leyre Gaztelurrutia
Responsable de Tabaquismo del Grupo de Respiratorio de SEFAC

El tabaco es uno de los principales causantes de morbilidad y mortalidad y es por esto que los farmacéuticos también deben comprometerse en abordar el reto que el tabaquismo supone para los sistemas sanitarios. En España, la prevalencia del tabaquismo alcanza al 23 por ciento de la población y ocasiona altas tasas de morbilidad (respiratoria, vascular, cáncer…) y de mortalidad (más de 55.000 muertes anuales).

Además, el hecho de que el tabaquismo sea la principal causa de muerte evitable, convierten este problema de salud pública en un campo de especial interés para un abordaje multidisciplinar en el que el farmacéutico comunitario puede jugar un papel muy relevante por su proximidad a la población y sus conocimientos.

De cara a favorecer la intervención del farmacéutico comunitario en la cesación tabáquica no hay que olvidar que:

  • un 70 por ciento de los fumadores dice que le gustaría dejar el tabaco,
  • casi un 66 por ciento de los fumadores que recaen volverían a intentar el abandono en los siguientes 30 días,
  • los fumadores destacan el consejo sanitario para el abandono del tabaco como motivador para intentar dejar de fumar. Todos estos datos sugieren que muchos fumadores estarían interesados en dejar de fumar y que los profesionales sanitarios que están en contacto con estos pacientes, como los farmacéuticos, pueden contribuir decisivamente a ello.

Programa CESAR

En este marco, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) lleva desarrollando desde 2013 el programa CESAR para la prestación del servicio de cesación tabáquica en las farmacias comunitarias españolas.

Este programa, que cuenta también con la colaboración de las sociedades SEMERGEN, semFYC, SEMG, SEDET y SEPAR, permite la formación teórica y práctica de los farmacéuticos en tabaquismo, así como el registro de casos de pacientes con el objetivo de generar evidencia científica sobre el impacto de este servicio en la salud y en el ahorro al sistema sanitario. Hasta la fecha más de 1.200 farmacéuticos han participado en alguna de las fases de CESAR y más de 200 han finalizado el programa y registrado casos reales de pacientes.

Las farmacias comunitarias son también espacios de salud donde se puedan realizar campañas de sensibilización; por ejemplo, para la valoración de la edad pulmonar con el objetivo de motivar a aquellas personas fumadoras que todavía no se hayan planteado dejar de fumar. La detección de fumadores aumenta el porcentaje de actuación con el consiguiente aumento de las tasas de cesación gracias al asesoramiento.

Por todo ello, ya sabe, si quiere dejar de fumar y no sabe cómo hacerlo, pregunte también a su farmacéutico.Dejar-de-fumar

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500