El papel del farmacéutico ante las alergias primaverales

/ Por

Este año estamos teniendo una primavera muy revuelta en lo que a la climatología se refiere con muchas tormentas, después de haber pasado un invierno muy templado con ausencia de lluvias y heladas. Eso está causando picos de alergias primaverales, especialmente las relacionadas con el polen, incluso en personas que antes no presentaban alergias. El hecho de que la farmacia sea el establecimiento sanitario más cercano a la sociedad, hace que juegue un papel fundamental a la hora de prevenir las alergias o reducir su impacto.

La farmacia en la prevención y alivio de las alergias primaverales.

Según los datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) se calcula que entre el 25 y el 30 por ciento de la población española es alérgica a algo. De estos, la mitad, unos ocho millones de españoles, son alérgicos al polen y este año van a pasarlo un poco peor que la pasada primavera ya que las alergias van a ser especialmente intensas, precisamente por esta climatología inestable. En España, las plantas que más problemas alérgicos producen son gramíneas, olivo, ciprés, salsola, plátano de sombra y parietaria.

Los síntomas más habituales de estas alergias suelen ser mucosidad, congestión nasal, estornudos, picor de nariz y de garganta, enrojecimiento de ojos, tos… y una vez que los tienes el único tratamiento al respecto es el indicado para mitigar estos síntomas. Por tanto, una buena prevención es la clave para aliviar los síntomas de la alergia.

Desde la farmacia se juega un doble rol frente a las alergias:

  • Por un lado ayudando a su prevención con la divulgación de medidas higiénico-sanitarias para reducir las exposiciones de los pacientes a las sustancias que provocan la alergia. Recomendaciones y consejos como mantener las ventanas de la casa cerradas, especialmente por la noche, disminuir las actividades al aire libre a primera y a última hora de la tarde, no secar la ropa en la calle, cambiarse de ropa al llegar a casa o estar pendientes de los niveles de polen en webs de organismos oficiales como http://www.polenes.com/… También realizan una labor preventiva derivando a los profesionales sanitarios a aquellas personas que ellos pudieran detectar que son propicias a tener alergias o que presentan algunos síntomas.
  • Por otro lado, los farmacéuticos son los profesionales que mejor pueden controlar los medicamentos empleados en el tratamiento de cuadros alérgicos. En este sentido, es importante adoptar ciertas precauciones en el uso de los descongestivos, corticoides o antihistamínicos, bien por los efectos secundarios que puedan conllevar su uso bien por las interacciones que se puede establecer con otros medicamentos. El farmacéutico es la persona que mejor va a poder realizar el seguimiento farmacoterapéutico de esos pacientes con alergia.

En este sentido, desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos se elaboraron varios informes técnicos con objeto de incidir en la importante labor preventiva que se realiza en este campo desde la oficina de farmacia.

Las farmacias comunitarias también se han sumado diferentes campañas formativas de cara a la población difundiendo materiales y consejos sobre prevención y tratamiento de las alergias, aprovechando la cercanía y accesibilidad que ofrecen y la confianza que generan los farmacéuticos.

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500