Evita las comidas copiosas y las intoxicaciones en verano

/ Por

La alimentación es un tema muy importante que tenemos que cuidar también durante el verano. Si bien es cierto que esta época del año se presta a juntarse con amigos, emplear más tiempo en comer, y hacerlo fuera de casa, lo que, en ocasiones, determina que las comidas sean más abundantes y pesadas de lo que deberían. Mantener una buena alimentación, incluso durante las vacaciones, es más que recomendable para mantenernos saludables.

Hábitos alimentarios saludables en verano

Una comida copiosa es una comida abundante o excesiva cuyo resultado es, ineludiblemente, una digestión pesada y una mala absorción de los nutrientes ingeridos.

Es habitual que en este tipo de comidas se incluyan alimentos más calóricos y ricos en grasas e hidratos de carbono. Por ello hay que tener siempre en mente varias raciones de frutas y verduras que, además de ser ricas en nutrientes esenciales, estimulan el organismo y ayudan a eliminar toxinas. Por ser verano, no hay que olvidarse de las legumbres, con las que se pueden elaborar comidas frías y sanas.

Las comidas copiosas, así como los alimentos y bebidas que estimulan los intestinos, influyen directamente sobre el tono del esfínter esofágico, es decir, sobre los músculos que comunican el esófago y el estómago. Un deterioro en el funcionamiento de este esfínter se relaciona con problemas digestivos como la acidez gástrica, el reflujo gastroesofágico y el síndrome de intestino irritable.

Por tanto, aunque estemos de vacaciones, es importante seguir unos hábitos alimentarios saludables, conocer bien los alimentos y comer aquellos que sean más depurativos o diuréticos, o los que favorecen las digestiones. Tampoco hay que olvidar comer despacio y con tranquilidad, masticando adecuadamente la comida y evitar las cenas muy tardías, ya que las digestiones por la noche son más lentas.

Respecto a las dietas estrictas o por cuenta propia, son desaconsejadas por los expertos en cualquier época del año. La mejor opción es consultar con un profesional que te ayudará a seguir las pautas alimentarias más adecuadas en función de tu organismo. Los nutricionistas dan prioridad a la calidad frente a la cantidad y aconsejan un consumo moderado de alcohol.

Intoxicaciones alimentarias

Los meses de verano constituyen una época especialmente crítica para las intoxicaciones alimentarias, ya que las altas temperaturas favorecen el desarrollo de microorganismos en los alimentos que pueden traernos serias consecuencias.

Por tanto, si la comida es de elaboración propia hay que mantener unas normas de higiene básicas. Si se va a comer fuera hay que comprobar que todos los alimentos estén protegidos por vitrinas y conservados en condiciones sanitarias adecuadas. Asimismo, deben estar refrigerados siempre que sea preciso. ¿Y el agua? Preferiblemente embotellada.

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500