Farmacias, Médicos /

Tribuna

Equidad asistencial y desigualdad interna. Una ecuación a solucionar

Por

De todos es conocido que el Modelo farmacéutico español surge en 1941 tras la regulación que aplica la Administración, en un intento de evitar la presencia de concentraciones de establecimientos en zonas rentables, y la ausencia de servicio en zonas con menor rentabilidad.

Francisco Javier Guerrero
Francisco Javier Guerrero
Presidente de SEFAR

Esta regulación, a pesar de incumplir normas básicas como la libertad de ejercicio o la libre competencia, pervive en el tiempo frente a intentos de liberalización, informes de competencia, prejudiciales y criterios discrepantes varios, avalada y cimentada por ese 99 por ciento de accesibilidad que, según sus defensores, garantiza que estas restricciones son proporcionadas y adecuadas para garantizar esta universalidad de la prestación.

Un Modelo que se adapta como un traje a medida de las características geográficas del país, y que a primera vista podría calificarse como perfecto, así al menos, en estos términos, se pronuncian dirigentes de la profesión, responsables políticos de diferente ideología e incluso parlamentos regionales que no dudan en mostrar un apoyo sin reserva al sistema actual.

Pero nada ni nadie es perfecto por mucho interés que pongamos en alcanzar esa situación, y en el caso que nos ocupa, el del Modelo español de farmacia, tampoco llega a ese grado de perfección porque su objetivo es la equidad asistencial, y para alcanzarla no puede pasar por encima de la desigualdad interna que actualmente presenta ya que pondría en riesgo su propia justificación y continuidad.

Esta conclusión se desprende del estudio publicado en noviembre por la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR) sobre los gastos fijos que una oficina de farmacia ha de afrontar de forma ineludible, un pormenorizado análisis de 18 conceptos de gasto diferentes, segmentados y comparados, por primera vez entre farmacias VEC y NO VEC.

No entraré a abordar el cúmulo de datos que este informe aporta, pero sí citaré una idea clave:

Los gastos de una y otra oficina de farmacia son muy similares, sin embargo la facturación media de una farmacia VEC supone tan solo el 11,42 por ciento de los ingresos medios de una farmacia media española.

Si el 91 por ciento de las VEC están situadas en el medio rural, y éstas constituyen la esencia del actual Modelo de farmacia, la denuncia que algunos tildaban de apreciación, y que ahora se ve refrendada y argumentada, plantea para el Modelo una ecuación en la que la incógnita pasa a ser cómo hacer sostenible un Modelo que se apoya en su carácter asistencial sin garantizar la viabilidad de las oficinas de farmacia que resultan esenciales para el mismo.

Desde SEFAR vamos a seguir aportando datos en los próximos meses, haciendo visible un problema al que no se le otorga el lugar preponderante que entendemos debería ocupar y para el que algunos parecen haber reservado el clásico: laisser faire, laisser passer, una expresión francesa que resume la libertad absoluta de la economía, pero que resulta injusta e inviable si nos atenemos a que nuestra actividad se desarrolla en las antípodas de esta idea, en un entorno de regulación extrema, y por tanto, si realmente tanto apoyamos este Modelo, esto también habrá que regularlo.

Pretendemos ofrecer una solución viable y factible para esta ecuación, y esperamos el apoyo y la ayuda de todos para la misma, porque con todo el respeto para el resto de compañeros, encarnamos la esencia de un Modelo que todos apoyan de forma verbal y al que ha llegado la hora de demostrar que esta intencionalidad se traduce en soluciones tangibles.

Creo que la Administración sería receptiva a regular y corregir esta anormalidad del sistema siempre que se le plantee el problema de forma sincera y se le ofrezcan soluciones viables para una ecuación que, si se tiene voluntad, tendrá una fácil resolución.

Hay 5 comentarios. Ahora nos interesa tu opinión.

avatar
500