Farmacias, Médicos, Pacientes /

Cómo detectar y prevenir un melanoma

Cuando tomar el sol se convierte en un problema

Por

Tomar el sol puede pasar de ser un momento de placer y relax a convertirse en un serio problema para nuestra piel. Y es que pese a las recomendaciones que todos los años hacen los expertos, las cifras hablan por sí solas. En España, el tipo de cáncer más frecuente es el de piel, y se calcula que el 50 por ciento de las personas mayores de 65 años lo padecerá en algún momento.

Prevenir melanoma

Centrándonos en el melanoma, uno de los tumores malignos menos frecuente pero que más muertes causa, nos encontramos con que los casos de este tipo de cáncer de piel se han multiplicado por tres en la última década. Hablamos de un tumor que se origina en cierto tipo de células de la piel, el órgano más grande del cuerpo humano.

Qué es un melanoma

Concretamente, el melanoma se origina en los melanocitos, un tipo de células que se encuentran en la epidermis que producen un pigmento marrón denominado melanina que es el encargado de que la piel tenga un color más o menos oscuro. Cuando una persona se expone al sol, estas células producen más pigmento que es lo que ocasiona que nuestra piel esté más bronceada.

Los melanomas afectan tanto a hombres como a mujeres, aunque varía en función de la edad: hasta los 45 años es más propensas el sexo femenino y a partir de esa edad, el contrario. Del mismo modo, el melanoma puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque suelen ser más frecuentes en el tronco de los hombres, las piernas de las mujeres y en la cara y el cuello de ambos.

Causas y factores del melanoma

La luz del sol, como radiación ultravioleta es la principal causa de la aparición de  muchos melanomas. Estos rayos ultravioletas pueden provenir del sol o de fuentes artificiales como las lámparas de bronceado.

Aunque este tipo de luz es solo una pequeña cantidad de los rayos del sol, puede dañar el ADN en las células de la piel. Al afectarse los genes que controlan el crecimiento y división de las células de la piel puede desencadenar que esas células formen cáncer. Es importante tener en cuenta que se desconoce el momento en que la exposición a esta luz daña las células, ya que el cáncer puede desarrollarse años después.

En cualquier caso, la luz ultravioleta es la principal causa y también uno de los principales factores de riesgo a evitar.

Los lunares (tumores benignos pigmentados) constituyen otro factor de riesgo del melanoma. Si bien es cierto que la mayoría de los lunares no darán problemas a lo largo de la vida, una persona con muchos lunares o lunares grandes o irregulares es más propensa a sufrir melanoma.

La piel muy blanca, con pelo y ojos claros que se quema o se llena de pecas con facilidad y los antecedentes familiares también son más propicios a desarrollar este tipo de cáncer de piel.

Cómo prevenir el melanoma

La prevención es el primer paso para evitar tener problemas en nuestra piel. Hacerlo es relativamente sencillo, sin embargo muchas veces es más fuerte el deseo de ponerse moreno o el despiste por no tener cuidado con las quemaduras solares.

En este sentido, protegerse del sol es la primer precaución que se debe tener. Ponerse camisetas, gorros y gafas de sol, aplicar protectores solares adecuados y regularmente son medidas sencillas que protegen nuestra piel de los rayos solares. También es importante evitar la exposición al sol entre las 11 y las 15 horas, que es cuando los rayos son más fuertes y buscar las sombras son recomendaciones a tener en cuenta, según los consejos de la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Conocer nuestro tipo de piel es esencial para adecuar las medidas preventivas, según nos recuerda esta sociedad científica.

Hay 2 comentarios. Ahora nos interesa tu opinión.

avatar
500
M J Dominguez Varilla
M J Dominguez Varilla

Información instructiva para el público en general ,q sin duda ayudará.