El hemograma

Cómo interpretar los resultados de un análisis de sangre rutinario (I)

/ Por

Entre las pruebas analíticas más corrientes que nos suelen pedir los médicos cuando se sospecha que podemos tener un problema de salud o, simplemente, para ver nuestro estado general en determinadas circunstancias –como puede ser un embarazo–, están los análisis de sangre. Éstos pueden ser más genéricos o más específicos, en cualquier caso, interpretar los resultados puede ser misión imposible si no se tienen conocimientos médicos. No obstante, podemos tener nociones para comprenderlo grosso modo.

analisis-clinico

Los análisis de sangre son pruebas analíticas que ofrecen numerosa información para la práctica clínica. Los datos más habituales que se solicitan suelen ser un hemograma: es decir, el estudio de las concentraciones de los distingos componentes de la sangre (hematíes o glóbulos rojos, leucocitos o glóbulos blancos y plaquetas); y una rutina bioquímica: que mide las concentraciones de otras sustancias químicas disueltas en nuestro plasma sanguíneo, como pueden ser la glucosa, el colesterol, las transaminasas o la urea, entre otros.

Los resultados de estas pruebas facilitan información importante sobre el funcionamiento de varios órganos de nuestro cuerpo, en especial, el hígado y el riñón.

Entendiendo el hemograma

Conociendo más a fondo la composición de nuestra sangre, el hemograma nos ofrece datos de su composición. Por tanto, en el análisis encontraremos los valores de los diferentes componentes. En este sentido debemos saber que:

  • Los hematíes son nuestros glóbulos rojos y están encargados de transportar el oxígeno a los diferentes tejidos de nuestro cuerpo. Los valores de normalidad fluctúan entre 4,5 (en la mujer) y 5,5 (en el hombre) millones por milímetro cúbico.
  • La hemoglobina es una proteína de la sangre encargada de transportar el oxígeno desde los pulmones al resto de los tejidos, y el dióxido de carbono de los tejidos a los pulmones. Además, participa en la regulación del pH en la sangre.
  • Los hematocritos son las fracciones sólidas de los hematíes al separarse de la parte líquida formada por el plasma sanguíneo.
  • Por otro lado, nos encontramos con los leucocitos que son nuestros glóbulos blancos, encargados de la defensa de nuestro organismo. En un análisis, normalmente nos ofrecen el número de leucocitos en general, cuyos valores normales suelen oscilar entre 4.000 y 11.000 por microlitro, y de sus diferentes componentes: neutrófilos, linfocitos, monocitos, eosinófilos y basófilos.
  • Y el último compuesto de la sangre son las plaquetas, encargadas de la correcta coagulación de la sangre así como de la reconstrucción de vasos sanguíneos dañados. Además, son fuente natural de factores de crecimiento. Si hay un exceso de plaquetas se pueden formar trombos y coágulos, mientras que si hay escasez se pueden producir hemorragias excesivas. Se consideran valores normales entre 150.000 y 450.000.
  • En el hemograma también se mide la velocidad de sedimentación de la sangre (VSG), se trata del tiempo que tardan los glóbulos rojos en sedimentarse. Pese a que no se relaciona directamente con ninguna dolencia, se utiliza como dato de seguimiento de diversas patologías crónicas o como despistaje para detectar alguna enfermedad.

Pese a existir unos rangos de normalidad, los resultados de un hemograma deben valorarse de forma conjunta en función de los signos y síntomas que tenga el paciente, no pueden verse de forma aislada y deben hacerse siempre con la ayuda de un profesional sanitario. En un segundo artículo abordaremos la interpretación de los valores de un análisis bioquímico rutinario. Mientras tanto y para que lo tengas todo más claro, aquí tienes un resumen que hemos hecho en forma de infografía.

 

Infografía: sobre el hemograma

Analisis-sangre-Hemograma

 

Fuente de información

Para la elaboración de este post hemos utilizado información de:
· MedlinePlus
· Información propia

Escrito por el equipo de redactores especializados en el ámbito sanitario y con amplia experiencia en contenidos sobre salud y revisados por responsables de las seis entidades que configuran Apoya Tu Salud: Mylan, la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, la Sociedad Española de Farmacia Rural, la Federación Española de Diabetes y la Asociación de Cáncer de Páncreas.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500