Farmacias, Médicos, Pacientes /

Criterios de médicos, farmacéuticos y pacientes

Criterios para saber si una app de salud es fiable

Por

Hoy la tecnología se ha convertido en una parte importante en todos los ámbitos, incluido el sanitario. Existen aplicaciones tecnológicas de salud muy variadas para vigilar determinados parámetros de salud importantes para mantener controlada nuestra salud. Sin embargo, la oferta de apps, gratuitas y de pago, es tan amplia que es necesario tener claros unos criterios a la hora de decidir si una aplicación de salud puede ser o no fiable.

aplicaciones de salud

Desde Apoya Tu Salud queremos ayudar a establecer esos mínimos que deben seguir las apps de salud para que un paciente se sienta seguro utilizándola, al tiempo que los valores que mide puedan servir a él mismo así como a los profesionales sanitarios a la hora de mantener bajo control su estado de salud.

Para los médicos…

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) recomiendan el uso de apps de salud que contengan la marca CE, que garantiza la seguridad y la salud del producto sanitario que estamos utilizando. Concretamente, se denominan productos sanitarios a aquellas apps que ayudan al diagnóstico de una enfermedad o lesión, facilitan el seguimiento de una condición, apoyan un tratamiento, o sirven para prevenir una enfermedad. Si bien es cierto que este reconocimiento todavía no lo tienen muchas apps de salud en España, solo deberíamos confiarnos de aquellas aplicaciones médicas, incluyendo aplicaciones web, que dispongan del correspondiente marcado CE.

Para los farmacéuticos

Desde la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR) acuden al refranero popular para señalar que no es oro todo lo que reluce, por ello, y al igual que cuando buscamos información en internet, el principal aval para considerar a una app de salud como fiable -al margen de sellos o distintivos-, es conocer qué profesionales y/o instituciones han participado en la construcción de esta herramienta, así como los posibles conflictos de interés que estos puedan presentar y que puedan influir en dichos contenidos. Por último, y aunque se obligue a especificarlo, reiteran que por muy buenos y fiables que puedan ser sus contenidos, éstos nunca sustituirán a la información que le proporcione su profesional sanitario de referencia (médico, farmacéutico…).

Por su parte, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) apunta que la oferta de apps de salud es tan alta que hace inasumible generar un listado de las mejores y las peores. No obstante, para orientarse en este océano, recomendamos fijarse en los siguientes criterios para determinar si son de confianza:

  • Aval de prestigio: Es importante que cuente con el respaldo de una institución pública, sociedad científica, colegio profesional, universidad…
  • Rigor científico. Es fundamental que sea rigurosa y responda a las necesidades del usuario, bien sea profesional o paciente.
  • Evaluación general. Las estrellas no lo son todo también hay que valorar el número de personas que la han probado. Una app con cinco estrellas pero 12 usuarios probablemente sea de menor calidad que una de tres estrellas pero con miles de usuarios.
  • Tiempo en el mercado y tiempo desde la última versión. Las buenas apps tienden a permanecer con renovaciones periódicas. Si una app lleva poco tiempo (menos de tres meses) es probable que no esté bien pulida y si ha pasado mucho tiempo desde la última versión (más de dos años) lo más probable es que haya quedado obsoleta o se haya abandonado.
  • Que sea fácil de usar, facilite el registro de datos y tenga buena integración si precisa conexión a Hardwares de medición.
  • Que tenga herramientas de comunicación potentes que pongan en contacto al paciente con el agente sanitario/s más adecuado el máximo tiempo posible, mediante, por ejemplo, el uso de chatbots.

Para los pacientes

En la Federación Española de Diabetes (FEDE) consideran que encontrar la app que se necesita puede ser un duro reto para los pacientes, puesto que la oferta de apps de salud es grande y crece exponencialmente; a día de hoy, hay más de 165.000 aplicaciones disponibles sobre salud.

Por ese motivo, desde las federaciones de pacientes se solicita cada vez más a los profesionales sanitarios que “receten aplicaciones y / o juegos de salud” que sean fundamentalmente seguras y de confianza, además de útiles y fáciles de usar. Con ello, además, se daría respuesta a lo que quieren los pacientes de las app. A saber: que les ayuden a comprender su enfermedad y opciones de tratamiento; y que les dé un apoyo práctico (como un plan de cuidados).

Este no es un tema baladí, puesto que no debemos olvidar que el 75% de los pacientes consultan en Internet o en aplicaciones antes de acudir a los profesionales sanitarios; y que tras la visita médica el 70% vuelve a Internet para informarse de todo lo que no le ha quedado claro en la consulta.

Único sello español de calidad

En esta misma línea, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía ha creado un distintivo de AppSaludable que otorga a aquellas aplicaciones de esta índole que pasan sus criterios de seguridad y calidad para que sean utilizadas de forma fiable por los usuarios. Es el único sello español que cuenta con un sistema de certificación para resaltar las aplicaciones de salud que son fiables para el usuario y los profesionales. A día de hoy, 15 apps de salud cuentan con este marchamo.

Asimismo, esta institución ha creado un listado de recomendaciones para el diseño, uso y evaluación de las apps de salud de forma que se puedan considerar fiables. Compartimos esta infografía en el que se resumen esas encomiendas.

 

Infografia_recomendaciones_uso_apps_salud
Fuente: Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, Consejería de Salud

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500