Farmacias, Pacientes /

6 consejos para combinar medicamentos y Navidad

Por

Estamos muy cerca de las fiestas navideñas, unos días en los que debemos extremar las precauciones a la hora de cuidar de nuestra salud, especialmente si padeces alguna enfermedad crónica y necesitas tomar a diario tus medicinas. Estas fechas son propias de viajes, reencuentros familiares, vacaciones, celebraciones copiosas, y cambios bruscos de temperatura (mucho frío en la calle y calor en las casas, lugares de ocio, tiendas…). Factores, todos ellos, que pueden traer asociados problemas de salud a los que debemos adelantarnos. Para ello compartimos estos 6 consejos para que la combinación medicamentos y Navidad sea la más adecuada.

Combinar medicamentos y navidad
  1.  Viajes: Las navidades son el momento perfecto para viajar: reencontrarnos con la familia, desconectar, conocer otras culturas… sea como fuere, al hacer la maleta no podemos olvidarnos de nuestra salud, especialmente si tenemos que tomar alguna medicación de forma regular. Por ello lo primero que debemos revisar es si tenemos medicinas suficientes en nuestro botiquín para los días que estemos fuera de casa. En caso contrario, es fundamental acudir a la farmacia con nuestra tarjeta sanitaria para adquirirlo. Recordad que la receta electrónica en España todavía no es completamente interoperable, por ello es mejor que recojas el fármaco en tu farmacia y lo lleves contigo. Más aún si tienes pensado viajar fuera de España.
  2. Almacenamiento: Si pasamos la Navidad fuera de casa es básico conocer las principales condiciones de conservación de los fármacos. Un incorrecto almacenamiento de los mismos puede ocasionar, por ejemplo, la pérdida de su eficacia. Por tanto, si vamos a viajar es fundamental prever cómo podemos mantener la cadena de frío de las medicinas que la necesitan o evitar las altas temperaturas de aquellas en las que se desaconseja. Algunos transportes públicos ofrecen almacenamiento refrigerado en estos casos, así que hay que informarse bien. Todos los datos de conservación de cada medicamento vienen descritos en su prospecto.
  3. Adherencia: Ya que hemos metido nuestras medicinas en la maleta y las hemos conservado correctamente, es el momento de no olvidar tomarlas. Y es que en Navidad, nuestra rutinas y nuestros horarios se alteran y con ellos nuestro hábito de seguir el tratamiento como nos ha prescrito el médico. No en vano, la falta de cumplimiento terapéutico es una de las principales razones por las que fracasan los tratamientos. Hay muchas maneras de evitar estos olvidos como por ejemplo los dispositivos de SPD que ofrecen en muchas farmacias. Con las nuevas tecnologías tampoco podían faltar las aplicaciones móviles que nos advierten de la hora de nuestra toma o revisión. Aquí podéis consultar 5 apps de salud para mejorar la adherencia terapéutica que, además, son gratuitas.
  4. Alcohol: Otro de los clásicos durante las fiestas navideñas es la presencia del alcohol. Incluso personas que normalmente no prueban el alcohol en estas fechas hacen algunas excepciones para brindar con los amigos. Sin embargo, el alcohol es mal amigo de los medicamentos porque interacciona con muchos de ellos reduciendo su efecto o potenciándolo en otros casos. En este artículo tenéis información más precisa de los efectos que produce esta droga combinada con ciertos medicamentos. Lo mejor es beber poco y con moderación.
  5. Automedicación: Estos días de frío y festejo son frecuentes los cambios bruscos de temperatura que terminan provocando catarros y resfriados para los que existe una tendencia a automedicarse. Sin embargo, debemos consultar con un profesional de la salud para saber qué fármaco es el indicado para tratar nuestra dolencia y los efectos que tiene asociados. En definitiva, practicar una automedicación responsable.
  6. Conducción: Finalmente y aunque no salgamos de nuestra ciudad, en Navidad también es frecuente que cojamos el coche para movernos a fiestas, de compras, a ver espectáculos, etcétera. Lo que ocurre es que olvidamos con frecuencia que los principales efectos secundarios de muchos medicamentos, aunque leves pueden ser mortales al volante. Según datos del Instituto Nacional de Toxicología, en el 5 por ciento de las víctimas por accidente de tráfico se detectó algún medicamento, aunque esto no quiere decir que sea el único factor causal. Hablamos de somnolencia, visión algo borrosa, zumbidos, vértigos o temblores, todos ellos muy malos compañeros de viaje. Por tanto, nuestro quinto consejo es leer bien los prospectos de los medicamentos para conocer los efectos de los medicamentos en la conducción.

Además de estos consejos, ante cualquier duda no hay que olvidar consultar con tu médico o farmacéutico, profesionales de la salud que están formados para indicarte cuál es la mejor actuación en cada caso. Una vez cubierta nuestra salud, ya podemos dedicar nuestras energías a celebrar la Navidad.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500