Tribuna

15 años y nuevos retos

/ Por

El pasado 18 de febrero, Sefac celebró en Barcelona el acto central de su XV Aniversario. En estos quince años de trayectoria, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria no ha dejado de crecer (ya somos más de 3.300 socios en toda España) y se ha consolidado como un interlocutor de referencia para otros colectivos sanitarios, en especial las sociedades científicas médicas. Este crecimiento se ha cimentado sobre una gran dosis de esfuerzo, dedicación, trabajo, sacrificio y, sobre todo, amor por la profesión farmacéutica entendida como una vocación de servicio a la población general y a los pacientes en particular.

Jesús Gómez
Jesús Gómez
Presidente de SEFAC

El acto del XV Aniversario, coincidiendo con la apertura de una sede nacional en Barcelona, ha servido también para evidenciar el respaldo mayoritario del sector de la salud a la sociedad científica de los farmacéuticos comunitarios. Más de 400 personalidades (Administración nacional y autonómica, colegios profesionales, sociedades científicas españolas y extranjeras, industria, asociaciones de pacientes, compañeros farmacéuticos de base, socios y no socios, etc.) acudieron a un evento intenso y emotivo en el que, además de repasar la trayectoria de Sefac en estos años, tuvimos la ocasión de presentar el documento 15 retos para el presente y futuro de la farmacia comunitaria.

Y es que aunque se ha hecho mucho en estos quince años por realzar la figura de los farmacéuticos comunitarios desde el punto de vista científico y asistencial, aún queda mucho más por hacer. Vivimos una nueva etapa de transición, en la que las intervenciones farmacéuticas deben basarse en los servicios cognitivos para liderar, como principales expertos en la materia, el uso adecuado de los medicamentos (con una mejor adherencia terapéutica y más control sobre los resultados indeseados de la medicación) y aumentar nuestra participación en las políticas de prevención y salud pública sin perder de vista lo que nos piden el resto de interlocutores. Para todo ello es necesario seguir avanzando en varias líneas de actuación propuestas en el documento presentado en Barcelona y al que se puede acceder a través de www.sefac.org.

Los 15 retos para el presente y el futuro de la farmacia comunitaria recogen una serie de reflexiones que quieren servir de hoja de ruta para que la farmacia comunitaria construya un camino renovado que la siga haciendo imprescindible para salvaguardar la salud de la población.

Los 15 retos para el presente y el futuro de la farmacia comunitaria recogen una serie de reflexiones de nuestra Sociedad y opiniones de personalidades relevantes de la sanidad que quieren servir de hoja de ruta para que la farmacia comunitaria construya un camino renovado que la siga haciendo imprescindible para salvaguardar la salud de la población y mantener el reconocimiento que durante años ha tenido y merece. Son retos que abordan cuestiones fundamentales relacionadas con la integración en el Sistema Nacional de Salud (uso racional del medicamento, coordinación entre niveles asistenciales, atención domiciliaria y sociosanitaria…), el desarrollo profesional (formación continuada, especialidad en Farmacia Familiar y Comunitaria, servicios profesionales farmacéuticos…), el modelo asistencial (cronicidad, empoderamiento del paciente, sistema retributivo, acceso a la titularidad) y la docencia y la investigación.

Todos estos retos deben abordarse sin falta para dar respuestas a las nuevas demandas y necesidades que tanto la población como el sistema sanitario tienen de la farmacia comunitaria. Sin duda, como en todo periodo de transición y cambio, la incertidumbre puede generar recelos, pero son más las oportunidades que las amenazas que se ciernen sobre la actividad de los farmacéuticos comunitarios si somos capaces de afrontarlas con optimismo y seguridad en nuestras capacidades. Nosotros, como colectivo, debemos ser capaces de forjar, una vez más, nuestro destino preparándonos adecuadamente para ello.

Esto no implica que nos olvidemos de exigir también a otros interlocutores y, en particular, a las administraciones y gestores que actúen con la misma responsabilidad y el mismo rigor que piden a los profesionales sanitarios al ejercer sus funciones. La farmacia comunitaria ha sido leal siempre y no ha dado la espalda jamás a los pacientes en estos tiempos de crisis. Es justo que obtenga como respuesta un marco estable para desarrollarse de forma viable y justa, no en su beneficio exclusivo, sino en el de la población a la que atiende.

La filosofía de Sefac desde su nacimiento siempre ha sido la de sumar, sin ocupar el lugar de otros, sino añadiendo valor para buscar el beneficio común de la profesión, de los pacientes y del sistema sanitario en su conjunto. Solo así, con el trabajo en equipo, se pueden acometer con éxito los retos que tenemos por delante.

Sefac lleva trabajando en esta dirección y con está convicción quince años, seguirá haciéndolo en los años venideros y lo celebraremos en próximos aniversarios.

Nos interesa tu opinión. ¿Quieres escribir el primer comentario?

avatar
500