Farmacias /

Unos 10.000 farmacéuticos en España están desempleados

Por

El sector farmacéutico ha notado mucho la crisis económica que ha atravesado el país. Los recortes en el gasto farmacéutico y sus consecuencias también han traído asociados una serie de problemas en el entorno laboral que se ha visto reflejado en el número de desempleados en la profesión. Según los últimos datos que maneja el Servicio Público de Empleo correspondientes al año pasado, 9.218 farmacéuticos en todo el conjunto nacional estaban registrados en el paro; el 29,78% de ellos, parados de larga duración.

Esta cifra supone una subida del 9,8% respecto del mismo número de parados en 2012, y un 72,6% más que en 2008, el primer año de la crisis. Las causas que explican este incremento están, por un lado, en el progresivo avance de la crisis y que ha hecho que cada vez sea más difícil salir de una situación de desempleo. No en vano, los datos del Observatorio de las Ocupaciones del SEPE destacan que dos de cada tres farmacéuticos desempleados han mantenido esta condición invariable durante los últimos años.

Contrataciones de Farmacéuticos - SEPE

Otra razón que ha hecho crecer el número de parados dentro de la profesión, ha sido la salida de las facultades de una media de 2.000 nuevos licenciados en Farmacia que no han podido ser absorbidos en su totalidad por el mercado laboral, además de aquellos que se iban quedando sin trabajo.

En cuanto al número de farmacéuticos activos, en el último año ha repuntado con 14.086 nuevos contratos (un 11,4% respecto del año anterior y un 5,4% más que en 2008). Sin embargo, la caída continuada desde que se iniciaron los problemas económicos en el país hace que estos nuevos empleos no alcance el número de contrataciones que se producían hace una década. Por ejemplo, en el año 2006 se contrataron a más de 15.100 farmacéuticos. La mayoría de los nuevos trabajos se ofertaron en Andalucía, Madrid y Cataluña, aunque también son las autonomías que registraron un mayor porcentaje de paro.

Esta aparente contradicción en el hecho de que aumente el número de profesionales en paro y, a su vez, se produzcan nuevos contratos tiene su explicación en el incremento de los contratos temporales (el 81,52% de los trabajadores no son indefinidos), y en la rotación en los diferentes trabajos que se contabilizan como nuevos empleos.

Perfil más demandado

Esa es la fotografía de cómo se encuentra la profesión farmacéutica en España, pero no hay que olvidar que hablamos de una labor que tiene una gran trascendencia social y económica al tratarse de una función en la que la salud es el eje fundamental. Por ese motivo, además de pedir la titulación como requisito indispensable, cada vez se buscan más profesionales que aporten algún tipo de especialización en otras áreas complementarias. Los idiomas y la informática también se exigen y en el 62% de los puestos también piden experiencia previa.

En general buscan candidatos polivalentes con una formación sólida, capacidades de organización e inclinación por la innovación y la investigación. Deben ser versátiles, con una fuerte vocación comercial, con iniciativa y buen comunicador que pueda mantener sin problema una buena relación con los pacientes.

La mayoría de los contratos que se formalizan (el 85,84%) se producen en el ámbito de la farmacia comunitaria, el resto se reparte entre otras salidas profesionales en actividades sanitarias, I+D, fabricación de productos farmacéuticos o comercios mayoristas, entre otras. Como dato inalterable, la profesión farmacéutica en España sigue siendo eminentemente femenina. Esto se refleja tanto en el grupo de los profesionales que están en paro así como de los que están contratados con porcentajes muy parecidos (el 80,28% y el 79,85% del total, respectivamente).

Hay 2 comentarios. Ahora nos interesa tu opinión.

avatar
500